Artículos

La información que más te interesa analizada por nuestros expertos.

{ }

Línea de créditos para superar la crisis, pero con excepciones

La activación del estado de alarma sanitaria que el Gobierno aprobó el pasado 14 de marzo conlleva consecuencias económicas graves para los autónomos y las PYMES, ya que muchos negocios no van a poder abrir mientras sigamos en alerta sanitaria. Bien es cierto que los establecimientos de primera necesidad, básicamente alimentarios y de productos farmacéuticos siguen con su actividad y, por tanto, el sector de los transportes es crucial para mantener el abastecimiento de la población. Sin embargo, el nuestro es un sector que se encuentra en la base de muchos sectores económicos, ya que el transporte de todo tipo de mercancías garantiza el intercambio entre proveedores y clientes de toda índole.

En consecuencia, muchos transportistas autónomos o asalariados de pequeñas empresas han visto muy reducidos o prácticamente anulados sus ingresos durante estos 15 días, con la angustiosa previsión de la prórroga de 15 días más y sin saber hasta cuándo va a durar esta situación.

Si este es tu caso, debes saber que conjuntamente, el Gobierno ha puesto en marcha un paquete de medidas económicas para paliar los efectos de esta crisis en autónomos y pequeños y medianos empresarios. Con el fin de inyectar liquidez a autónomos y empresas, se ha puesto en marcha una línea de avales por un importe de 20.000 millones de euros. La mitad de este importe debe servir para avalar hasta el 80% el capital de los créditos a las empresas que se estén viendo afectadas por la crisis o para operaciones de refinanciación. Estos créditos se pueden solicitar en las entidades financiera que tienen acuerdos con el Instituto de Crédito Oficial (ICO). Entre estas entidades financieras encontramos Caixabank, Banco Sabadell, Bankia, BBVA, Santander, Ibercaja, Unicaja, Bankinter y varias cajas rurales.

La línea de avales no incluye el transporte de mercancías

Sin embargo, esta medida que, en apariencia sería tan beneficiosa para los trabajadores del transporte, no incluye entre las actividades subvencionables el transporte de mercancías, aunque sí el de pasajeros o los relacionados con el sector turístico.

Resulta muy llamativo que no se intente garantizar la viabilidad económica de un sector que es clave para el abastecimiento de la población en tiempos de alerta sanitaria. Por esta razón, la Federación Nacional de Asociaciones de Transporte en España ha pedido al Gobierno la modificación del Decreto Ley con carácter urgente para que cualquier sector pueda acogerse a las ayudas sea cual sea el sector económico al que se dedica. 

EL TRANSPORTE NO SE PARA: El transporte profesional por carretera no queda afectado por las restricciones del Estado de Alarma

El Gobierno ha decretado el Estado de Alarma que entró en vigor a medianoche del día 14 de marzo y que limita, entre otras, la libertad de movimiento de los ciudadanos con el fin de hacer frente a la expansión del coronavirus COVID-19.

Sin embargo, entre las excepciones importantes de esta limitación, se encuentra el transporte de mercancías por carretera porque la prioridad es garantizar que no queden desabastecidos los supermercados, farmacias, centros médicos y en general el suministro y abastecimiento de todo tipo de productos, por lo que el transporte de mercancías por carretera se considera un servicio de primera necesidad.

Tal es la importancia del transporte de mercancías que determinadas autoridades han levantado las restricciones habituales del tráfico de camiones y transporte de mercancías en vías y carreteras del estado desde el 14 hasta el 28 de marzo.

Los transportistas que están en ruta deben saber también que la orden de confinamiento de la población y las restricciones en el transporte tampoco afectan a las personas que se desplacen para ir a su puesto de trabajo o para volver a sus lugares de residencia. Los establecimientos de restauración deben permanecer cerrados, pero no así las gasolineras, que pueden prestar servicios con normalidad.

Esta crisis sanitaria que estamos viviendo en Europa ha desvelado, por tanto, la gran importancia del transporte de mercancías, ya que más de 450.000 camiones prestan el servicio de abastecer los comercios y al sector industrial y productivo y, además, el 85% de las mercancías en España se desplazan, en su conjunto, por carretera.

Por esa misma razón, debemos recomendar a todos los profesionales del transporte que tomen las precauciones necesarias para evitar el contagio del virus: correcta y constante higiene de manos, evitar el contacto con otras personas y, con el cierre de la hostelería, abastecer los vehículos con las provisiones que les sean necesarias durante la ruta.

#ElTransporteNoSePara

CORONAVIRUS – Protocolo para transportistas y medidas de prevención  

En situaciones difíciles se observan los sectores de primera necesidad, y es que el transporte es de los que no puede parar! A los efectos de disponer de una pequeña guía de actuación para transportistas, a continuación les dejamos una lista de acciones aconsejables en la rutina diaria del transportista:


1. Mantenga la cabina del vehículo limpia y desinféctela asiduamente. 

2. Lávese las manos con jabón y agua o utilice un gel desinfectante antes de entregar alguna documentación, o cuando la reciba. 

3. Durante su estancia en las instalaciones de un almacén de carga o descarga siga siempre las instrucciones que le comuniquen, si las hubiera. 

4. En caso de que sea posible, permanezca en la cabina del tractor hasta que sea llamado para cargar o descargar con el fin de evitar el contacto. 
5. Si ha de bajar e interactuar con otras personas, mantenga la distancia de seguridad mínima (1 metro al menos). 

6. Evite aglomeraciones o concentraciones de personas en lugares cerrados. 

7. Antes de bajar, y al regresar a su cabina, lave sus manos con gel desinfectante o agua y jabón, según proceda. 

8. Al toser o estornudar, hágalo sobre su brazo en el ángulo interno del codo, o cúbrase la boca y nariz con un pañuelo desechable, tirándolo después en un contenedor de basura.

9. Evite tocarse los ojos, la nariz o la boca si no tiene las manos totalmente limpias. 

10.- En caso de detectar síntomas, alerte al sistema sanitario llamando a los teléfonos habilitados para consulta telefónica y siga las instrucciones del personal sanitario.

11.- En caso de imposibilidad de contactar con los teléfonos de consulta y emergencias sanitarias, tan colapsados estos días, ponerse en contacto con un familiar o conocido para informar de su cuadro sintomatológico e indicar su ubicación.  

Y como siempre, delante de cualquier situación anormal, sentido común y prudencia. Si todos contribuimos la situación se va a superar más fácilmente.

Los representantes de los autónomos piden tener también derecho a prestaciones sociales ante el Ministerio de Trabajo y Economía Social

La Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA), la Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos (UPTA) y la Unión de Asociaciones de Trabajadores Autónomos y Emprendedores (Uatae) han expuesto ante la nueva Ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, las necesidades más urgentes del colectivo a las que el Ministerio deberá dar respuesta en el futuro.

Abordar medidas contra la siniestralidad laboral y mejorar la formación por la que los autónomos cotizan desde hace un año son algunas de las propuestas que se han planteado ante el Ministerio.

En primer lugar, las asociaciones han exigido un cambio en la prestación por cese de actividad, que vendría a ser el equivalente al subsidio de desempleo al que tienen derecho los trabajadores asalariados. Además, las patronales también han pedido que se cree un subsidio asistencial que se equipare al que pueden recibir los mayores de 52 años que han trabajado por cuenta ajena. De este modo, los autónomos mayores de esta edad que se vean obligados a cesar su actividad en los últimos años de su vida laboral, podrían disponer de esta ayuda económica del mismo modo que los asalariados de esta edad en desempleo de larga duración.

Con estas medidas, se llegaría paulatinamente a una equiparación en los derechos de los trabajadores autónomos y los asalariados. La ministra mostró su disposición a estudiar todas estas propuestas, aunque reconoció que algunas de ellas no son competencia de su ministerio sino del nuevo departamento de Seguridad Social.

El Ministerio de Trabajo se centra en combatir la figura del falso autónomo

Sabemos que un autónomo es un trabajador por cuenta propia cuyos ingresos dependen de lo que llegue a facturar a sus clientes. Sin embargo, en los últimos años se ha extendido una perversión de esta figura por la cual hay algunas empresas que obligan a sus trabajadores a darse de alta como autónomos con el fin de ahorrar los gastos de cotización a la Seguridad Social por el personal que tengan contratado y que sea el propio trabajador el que se haga cargo del pago de los impuestos.

Se trata, en efecto, de una forma de falsificar la situación real de la relación entre la empresa y el trabajador, y hasta hace pocos años, había trabajadores que aceptaban esta precarización como normal o incluso necesaria. Pero no es así. El Ministerio de Trabajo y Economía Social ha señalado como “falsos autónomos” a los trabajadores por cuenta propia cuyos ingresos solo dependan de un solo pagador, utilizando todos los recursos necesarios para desarrollar la actividad a cuenta de la empresa.

Para frenar esta situación, la ministra Yolanda Díaz ha anunciado medidas contra este fraude con el fin de acabar con la figura de los falsos autónomos, objetivo que ha colocado entre sus prioridades. La intención el Ministerio es modificar la ley para eliminar las deficiencias del TRADE (Trabajador Autónomo Dependiente Económicamente), una figura intermedia entre el trabajador autónomo y el asalariado que se reconoce a los autónomos que facturan un 75% de sus ingresos a un solo cliente.

En el sector del transporte existen determinadas empresas o cargadores que se aprovechan de esta situación, fomentando la práctica de transportistas autónomos que trabajan en exclusiva para ellos y a los que les ofrecen todos los recursos necesarios para la prestación de servicios de transporte: semirremolque, combustible, autopistas, el trabajo y en ocasiones la cabeza tractora a través de un contrato de alquiler. Es precisamente  esta práctica, la del conductor autónomo que no aporta recursos, que no tiene la estructura de un autónomo empresario (ya que todos los recursos van por cuenta del cargador) y que sus ingresos dependen únicamente del mismo cargador la que se considera “falso autónomo”.

Asimismo, hay transportistas autónomos que aun y trabajando en exclusiva para un mismo cargador disponen de estructura propia (bien a su nombre o a través de una cooperativa), con recursos para consumibles (carburante y autopistas), cabeza tractora propia, etc. Y en consecuencia su situación no queda emparejada a la de un trabajador “falso autónomo”.

El TRADE esconde muchísimas veces a un falso autónomo que, en realidad, trabaja al 100% para una única empresa, y en consecuencia también el Ministerio de Trabajo ha anunciado un importante refuerzo del control que ejercen los inspectores de trabajo. Solo en 2018, mediante estas inspecciones, casi 19.000 trabajadores que habían sido obligados a trabajar como autónomos fueron regulados como trabajadores en régimen general. El dato no es menor, son 10 veces más que en los años anteriores.

Por último, la ministra Díaz también defiende que los trabajadores autónomos puedan acceder a cobrar el subsidio por desempleo de larga duración del que se benefician los trabajadores asalariados de más de 52 años. Para esto, se eliminaría la condición de haber trabajado como asalariado un mínimo de 6 años que era necesaria para los autónomos.

La demanda de puestos de conductor de camión supera la oferta en el mercado español

Más de 30.000 demandas de trabajo como conductor de camión son las que registró en el año 2018 el Servicio Nacional de Empleo. No cabe duda de que va en aumento la cualificación de transportistas ya que los centros de formación de conductores siguen recibiendo nuevos alumnos y solo en 2018 se autorizaron 73 nuevos centros para impartir CAP inicial de mercancías, un 23% más que el año anterior.

Sin embargo, esta gran demanda de puestos de trabajo, principalmente en Andalucía, Comunidad Valenciana y Cataluña; contrasta enormemente con la oferta real del sector, que según el mismo Servicio Nacional de Empleo no llegó durante ese año a los 8.000 puestos vacantes, de los cuales se cubrieron cerca de 6.000.

Por lo que respecta a la contratación, se sigue como en los últimos años en la temporalidad, ya que solamente un 22% de los contratos suscritos en 2018 fueron indefinidos, sin embargo, cabe destacar que este índice señala una ligera tendencia al alza que ya se vislumbró en 2017. En este sentido, cabe también destacar que se contrató un importante número de conductores de la Unión Europea, mayoritariamente ciudadanos de Rumanía, seguidos de búlgaros y portugueses.

Los indicadores marcan también un aumento del número de certificados de conductor expedidos a empresas españolas de transporte de mercancías para poder contratar conductores de terceros países no comunitarios, un 14’6% más en 2018 que en 2017.

Por contra, desciende ligeramente el número de camiones matriculados, que cayó un 2’8% respecto al ejercicio anterior.

Todos estos datos se incluyen en el Informe del Observatorio Social del Transporte por Carretera que se presentó en la sede del Ministerio de Fomento en presencia de representantes de la Dirección General de Transporte Terrestre, de la Dirección General de Empleo y de la Dirección General de Tráfico, junto a los representantes de las organizaciones de transportistas tanto de mercancías como de viajeros que componen el Comité Nacional de Transporte por Carretera y de las organizaciones sindicales. El documento completo puede consultarse en la página web del Ministerio www.fomento.es

¿Cómo afectará el Brexit al futuro del transporte?

Como ya sabemos, desde el 31 de diciembre de este año, el Reino Unido ya no forma parte de la Unión Europea. España e Irlanda son los dos únicos países que tienen frontera terrestre con el Reino Unido y se calcula que cada día unos 15.000 trabajadores y cerca de 200 camiones de transporte cruzan la verja de Gibraltar, en total, unos 8.000 camiones por año. ¿Cómo afectará el Brexit al sector del transporte? La incertidumbre acerca del impacto económico y social de la salida del Reino Unido de la UE, pero por el momento, podemos lanzar un mensaje tranquilizador.

En realidad, el Acuerdo de Salida que han suscrito los británicos con la UE, fija un periodo de transición de un año, por lo cual, hasta 2021 no habrá cambios sustanciales en lo que respecta a la libre circulación de personas y mercancías entre países, es decir, se continuará aplicando el derecho de la Unión aunque el Reino Unido ya no esté presente en las instituciones europeas. Este periodo, además, puede ampliarse hasta uno o dos años si así lo acuerdan ambas partes.

Además, hay que destacar que España acordó en 2018 un ‘Protocolo’ especial que establece que cualquier futuro acuerdo que afecte a Gibraltar deberá contar con el visto bueno previo de España, que mantiene así el derecho a veto sobre cualquier negociación futura en relación a este territorio.

En definitiva, se acercan tiempos inciertos, pero por el momento, parece que los efectos del Brexit tardarán en notarse en nuestro día a día.

Las ventajas del e-CMR

El e-CMR no es el homólogo del CMR convencional de papel pero en formato digital. Es su evolución tecnológica y además, engloba los documentos de porte nacionales (albarán digital, carta de porte, etc.).

No se trata del futuro sino de la actualidad, puesto que ya hay hasta veinte países europeos que han ratificado su protocolo. Asimismo, ahora queda la labor más costosa, la de que todos los integrantes de la cadena de transporte se impliquen en utilizar este sistema que presenta muchas mejoras respecto al papel.

Sus principales ventajas son la disponibilidad de la información compartida entre los distintos elementos de la cadena de transporte, la garantía de almacenaje y custodia del CMR frente a la posibilidad de pérdida del CMR en papel, la inmediatez, que permite por ejemplo facturar el viaje en el momento en el que se ha entregado la mercancía.

Existen ya distintas empresas que ofrecen el servicio del e-CMR, las cuales actúan además como un tercero de confianza, garantizando la legitimidad de todos los datos generados durante su uso y dotando la transacción de legitimidad para los posibles casos de conflictos o litigios.

Desde Traficoop os animamos a que en la medida de lo posible lo utilicéis, pues vais a obtener las ventajas aquí señaladas y además aligerando la carga administrativa y por qué no, en ocasiones incluso cobrar antes.

Observatorio de costes del transporte: posible repunte del petróleo para 2020

La posibilidad de un repunte del precio del petróleo puede comportar una subida de uno de los costes más importantes en el sector de transporte de mercancías por carretera: el gasóleo. 

En esta ocasión la amenaza no son las reservas, puesto que en estos momentos se sitúan en niveles altos en comparación a otros períodos. Sin embargo, las preocupaciones se centran en los riesgos geopolíticos en Oriente Medio. Una escalada de las tensiones en la región podría conducir a un repunte del precio del crudo.

Por este motivo desde Traficoop aconsejamos a los transportistas que negocien la revisión de las tarifas con sus cargadores en relación al precio de mercado del gasóleo, de tal manera que la subida o bajada del mismo no perjudique el margen de beneficio de los servicios prestados y en consecuencia, del negocio.

¿Cómo van a ser las inspecciones de transporte y los controles de carretera en 2020?

Con la implantación de la última reforma de la ROTT (Reglamento de Ordenación de los Transportes Terrestres) del Real Decreto 70/2019, la administración pública ha previsto novedades en el Plan de Inspección de Transporte para el presente 2020. A continuación te lo contamos toto.

NUEVO PLAN DE INSPECCIÓN DE TRANSPORTE PARA EL 2020
Para este año 2020 el Ministerio de Fomento ha informado que va a llevar a cabo una actuación coordinada con la Inspección de Trabajo y con la Agencia Tributaria con el objetivo de incrementar los controles que ya vienen haciendo a los transportistas, tanto en volumen como en amplitud de elementos de control, todo ello con el fin de comprobar que se cumple con lo previsto por parte de la última reforma de la ROTT (Reglamento de Ordenación de los Transportes Terrestres) del   Real Decreto 70/2019.

Controles de carretera
Se seguirán solicitando los últimos 28 días de conducción con sus respectivas jornadas de conducción (descansos, horas de trabajo, horas otras actividades, ubicación principio y fin de la jornada, velocidad, etc.) si bien el conductor quedará obligado a justificar el cumplimiento de la legislación:
– Su afectación a la seguridad social (autónomo o cuenta ajena).- Permiso de conducción, tarjeta de conductor, CAP (todo en vigor y proporcionado con el vehículo conducido)- Periodos de inactividad, justificantes de incidencias y fallos en los archivos de conducción (certificado de taller, etc.). 
– Albaranes, CMR’s, cartas de porte (se está sancionando por no llevar correctamente cumplimentada la carta de porte).- Control de la vigencia de la ITV y del seguro de circulación.- Acreditación vinculación del conductor con la empresa (contrato laboral o nóminas, en caso de cooperativistas certificado expedido por la cooperativa con el reconocimiento de socio conductor).- Autorización de transporte (cabe recordar que la nueva tarjeta de transporte es un registro electrónico en la base de datos de Fomento, por lo que los agentes podrán comprobar en marcha sin necesidad de ningún comprobante físico).

Inspección de transporte
En las inspecciones de transporte enviadas a las empresas, autónomos y cooperativas de transporte, aparte de revisar los puntos detallados en los controles por carretera, se añaden otros parámetros, entre los cuales destacan:
– Solicitud de un período mínimo de 45 días, el cual no necesariamente tiene que coincidir con el último periodo sino que puede quedar comprendido en los últimos 4 años. Incluso y en los casos en los que la inspección detecte anomalías, puede solicitar un período de días superior a 45. Como novedad, algunas de las inspecciones que ya se están llevando a cabo son de 51 días en lugar de los habituales 45.- Nóminas o liquidaciones de los conductores o socios transportistas en caso de cooperativas. – Relación de los albaranes y CMR’s con la facturación al cliente final, por lo que todos los apuntes de la factura deberán quedar justificados con sus respectivas cartas de porte. Se revisarán las principales credenciales del viaje: origen, destino, fecha, precio, etc. – TC1 y TC2 de los conductores, o en caso de conductores autónomos y cooperativistas, los recibos de los autónomos pagados.- Vigencia y vinculación del gestor de transporte con la empresa o cooperativa.

Riesgo de pérdida de la autorización de transporte
Según lo previsto en la última reforma de la ROTT publicada el 20 de febrero de 2019 en el BOE, que hace referencia al Real Decreto 70/2019, de 15 de febrero, los transportistas podrán perder la autorización de transporte durante un año a consecuencia de la pérdida de honorabilidad si se cometen las infracciones descritas en el nuevo reglamento, de las cuales identificamos dos principales grupos:

– Pérdida directa de la autorización de transporte por la comisión de cualquiera delas 27 infracciones previstas en el Anexo 1. Esto significa que por la comisión por parte de un vehículo y/o conductor de solo una de las 27 infracciones que incluye este apartado significa la pérdida de la tarjeta de transporte de la empresa y del resto de vehículos por un periodo de un año, lo que a la práctica significa el cierre de la empresa. Asimismo, si se justifica no haber cometido otra infracción muy grave en los 365 días anteriores a la fecha de la infracción denunciada, podrá considerarse desproporcionada y la empresa podrá solicitar al órgano inspector la revisión de la medida. Señalar que las 27 infracciones más graves están relacionadas con las autorizaciones y los títulos habilitantes, pero también se incluye la manipulación del tacógrafo o limitador, que el conductor no tenga el CAP, excesos de peso superiores al 20% en vehículos de más de 12 toneladas de MMA y del 25% para los de más de 3,5 y hasta 12 toneladas, superar en un 50% los tiempos de conducción, que el vehículo no haya pasado la ITV o que circule sin ofrecer las suficientes condiciones de seguridad. 
– Por acumulación del resto de sanciones que no afectan al grupo anterior, sean estas calificadas como leves, graves o muy graves según el IRI. Con el IRI (Índice de Reiteración Infractora) se puede perder la honorabilidad cuando el índice es igual o superior a tres. Las infracciones muy graves tienen un valor de uno y las graves de un tercio, es decir, que tres graves hacen una muy grave. El índice se obtiene de dividir el número de infracciones cometidas entre el número de vehículos que ampara la autorización. Cuando el IRI es igual o superior a tres, se suspende la honorabilidad. Con cinco vehículos y 15 infracciones muy graves (15 dividido entre 5), el IRI sería igual a tres: anulación de la autorización. O con dos vehículos y 5 infracciones muy graves y 3 graves (5+1), el IRI sería igual a tres: anulación de la autorización.

Así pues, más que nunca, es importante llevar a cabo una actitud preventiva por parte de los conductores, así como una labor de control por parte de las empresas y cooperativas de transporte en relación a la actividad regulada por parte del sector a los efectos de no ser sancionado y conservar la autorización de transporte, licencia obligatoria para el ejercicio de la actividad. En caso de cualquier duda déjese asesorar por profesionales.